viernes, 13 de abril de 2012

MAL DE OJO


Mal de Ojo

Desde tiempos remotos y practicamente en todas las culturas, el hombre ha tenido al mal de ojo como uno de los principales peligros que podian acecharle.

El mal de ojo es materializar la envidia que alguien siente por algún triunfo o éxito de otra persona o los bienes conseguidos por esta, transformandolo en enfermedades, males, etc., que perjudicaran a esta persona aojada, o incluso a alguno de sus familiares.

Los niños, al ser criaturas más debiles, son los que mas sufren cuando se les echa un mal de ojo.

En teoria, la persona envidiosa que aoja acumula tanta maldad dentro de si misma que con tan solo fijar su mirada en la persona elegida, puede hechizarla con el mal de ojo, trayendo todo tipo de infortunios encadenados, y provocandole continuos episodios de mala suerte y desgracias.

Asimismo, otras personas que echan mal de ojo siguen algun tipo de ritual para hacerlo, ya que no les basta solo con transmitir la energia negativa mirando fijamente; necesitan afianzar el hechizo.

De todas formas hay que distinguir entre el mal de ojo involuntario (alguien tiene envidia de otra persona e inconscientemente, sin querer, le desea que las cosas le vayan mal), y el voluntario (alguien desea conscientemente que surja el fracaso en la vida de la persona elegida y voluntariamente le echa un mal de ojo).

Para protegerse del mal de ojo, afortunadamente existen tecnicas y amuletos creados desde el principio de los tiempos, aunque probablemente la mejor barrera de proteccion es transmitir energia positiva.

Como metodos de proteccion, por ejemplo los egipcios pintaban un gran ojo en sus frentes, o en la puerta de sus casas, para asi, creando esa especie de escudo, contrarrestar los efectos malignos del hechizo.

En la Edad Media era muy frecuente no mirar a los ojos de las supuestas brujas que estaban a punto de ser ahorcadas o arrojadas a la hoguera, para que estas no aojaran a la persona que las mirara.

Ya mas cerca en el tiempo, en Occidente es habitual colocar imagenes sagradas cerca de la cama, sobre todo de los niños, o colgarle medallas y escapularios en las cabeceras de sus cunas o camitas, o incluso en el cochecito.

Ademas de estas formas de proteccion, hay otras, como el uso de amuletos (ojo de cristal, corales, anillos y colgantes, figura en forma de escarabajo, collares y pulseras de ojos turcos, cadenitas con buhos o con elefantes con la trompa hacia arriba,  la cruz de Caravaca, etc.),  y talismanes fabricados con ciertas piedras preciosas o semipreciosas, teniendo en cuenta que a cada signo zodiacal le es asignada una piedra.

Finalmente, no olvidemos que es importante proteger bien la casa, no solo a las personas como individuos, sino a su hogar, que es en definitiva donde viven.

Esto se puede hacer quemando diversas esencias en el, especialmente mirra, o colocando una herradura de hierro en la puerta, o amuletos en las habitaciones, como figuras de animales como delfines, lechuzas, o elefantes con la trompa hacia arriba.

Tambien es efectivo para el hogar colocar en una copa canela en rama y sal, o tener muerdago en casa, porque es una planta que siempre da buena suerte.

Sea cual sea el talisman o amuleto que se use, bien para el uso personal o para el hogar, lo verdaderamente importante es hacerlo poniendo una gran fe en el, porque asi sera cuando nos proteja de la mejor manera posible. La fe es el mejor arma contra el mal de ojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada